MILENIO AZUL
Círculo Nuevo Criterio

 

ACTUALIDAD

                        

EL VERDADERO NACIMIENTO DE ESPAÑA COMO NACIÓN (BREVÍSIMA RELACIÓN)
En el año 197, cuando se trata de establecer la primera organización administrativa romana, la comisión designada al efecto no tiene la menor duda en denominar Hispania a esos territorios ocupados, a esos que hasta el momento han integrado en su administración, y, únicamente, introduce unas diferencias puramente geográficas en razón de su mayor o menor proximidad a Roma. Hay una Hispania Citerior, una Hispania más próxima; y hay una Hispania Ulterior, una Hispania más lejana a Roma, pero no hay ninguna duda respecto a que pertenecen a un ente al que los romanos denominan Hispania debido a su fundamental homogeneidad.
En el año 589 se celebra el Tercer Concilio de Toledo, en el que el rey visigodo Recaredo se convierte públicamente al cristianismo (ya lo había hecho en privado dos años antes). Se alcanza así la plena integración de dos comunidades, la hispanorromana católica y la visigoda arriana, que a partir de ese momento comparte fe, leyes, lengua y costumbres. Esta es la verdadera fecha del nacimiento de España como nación independiente. El sentimiento de España como una comunidad nacional plena, lo expresa poco después San Isidoro Arzobispo de Sevilla –hijo de padre hispanorromano y madre visigoda- en el De Laude Spaniae, prólogo a su Historia Gothorum:

“De todas las tierras que se extienden desde el mar de Occidente hasta la India, tú eres la más hermosa, oh sacra y siempre venturosa España, madre de príncipes y de  pueblos. Con justo título brillas ahora como reina de todos los países… Tú eres la gloria y el ornamento del orbe, la porción más ilustre de la tierra en la que mucho se deleita y abundosamente florece la gloriosa fecundidad de la gente goda… Tú, riquísima en frutas y exuberantes de racimos, copiosa de mieses, te revistes de espigas, te sombreas de olivos, te adornas de vides. Tú, llena de flores en los campos, de frondosidad en los montes, de peces en las riberas…”.

En el año 711 se pierde la nación a manos de los invasores musulmanes, con la complicidad de uno de los bandos en la lucha por la ocupación del trono. Los núcleos de resistencia al invasor que se crean en las distintas regiones, tienen un denominador común: se trata de RECONQUISTAR la unidad que se había perdido, la nación ocupada por tropas extranjeras. De ahí que todos los reyes de los distintos reinos que se forman durante la Reconquista, declaren de forma unánime en todos sus escritos –reflejando el sentir general de la nación- que todo lo hacen en beneficio y a “mayor gloria de España”.
El 12 de octubre de 1492 se consigue vencer la última resistencia de los musulmanes ocupantes del territorio nacional. Es la fecha de la Reunificación, pero no del nacimiento de la Nación Española.
              

LOS HERMANOS MUSULMANES SE INFILTRAN EN SUECIA Y CONSTRUYEN UNA SOCIEDAD PARALELA

Un informe elaborado por una agencia del Ministerio de Defensa de Suecia ha revelado que los Hermanos Musulmanes, la organización islamista más grande del mundo, se han infiltrado intensamente en las principales instituciones del país, construyendo una sociedad paralela que crece sin parar impulsada por la “tolerancia políticamente correcta” y por la estigmatización como “islamófobo” de cualquier persona u organización que denuncie esta situación.

Sorprendentemente, al tratarse de un documento elaborado por una institución gubernamental, el informe apunta a la responsabilidad que tienen "las élites políticas del país escandinavo" en el fomento de una doctrina “de multiculturalismo y silencio, que puede facilitar los fines nocivos de una organización profundamente antidemocrática como los Hermanos Musulmanes”.

El documento ha sido elaborado por la Agencia Sueca de Contingencias Civiles (MSB, en sus siglas en inglés), que es responsable de las cuestiones relativas a la protección civil, la seguridad pública, la gestión de emergencias y la defensa civil.

Los autores del documento afirman que los Hermanos Musulmanes están trabajando intensamente para aumentar el número de practicantes musulmanes en Suecia, fomentando la tensión con la sociedad secular y apuntando a su infiltración en partidos políticos, oenegés, instituciones académicas y otras organizaciones de la sociedad civil. Los Hermanos Musulmanes, según el Ministerio de Defensa sueco, también golpean “la estructura establecida de valores entre la élite política del país [que] otorga un alto valor a la aceptación y la tolerancia hacia los ciudadanos que en cierto sentido son diferentes de la corriente principal”.

El trabajo del MSB describe el islamismo como una ideología política totalitaria nacida del islam, la segunda religión más extendida del mundo.  Esto puede hacer que “sea difícil oponerse a lo que en la superficie parece ser una minoría vulnerable en sus derechos religiosos", explica el documento, que añade que quienes se atrevan a denunciar la situación "corren el riesgo de ser llamados racistas o islamófobos” , y que, dadas las características de la sociedad sueca, “acusaciones de este tipo ponen en peligro las carreras de las personas”.

El informe, firmado por Magnus Norell, también vincula el islamismo y la mala integración social de los inmigrantes y no duda en advertir de que “los islamistas aspiran a construir una estructura social paralela que compita con el resto de la sociedad sueca por los valores de sus ciudadanos. Los islamistas plantean un desafío a largo plazo a la cohesión social del país y dado que su objetivo es incrementar el número de practicantes musulmanes, tanto en Suecia como en el resto de Europa, no hay que descartar que se produzca un ‘pulso de guerra’ entre la comunidad mayoritaria en el continente y la comunidad islámica.
                       

LA DEMAGOGIA QUE NO CESA
Un día sí y otro también, nos bombardean los medios apesebrados del sistema -es decir, todos- con la consigna de turno, que se repite machaconamente sin ningún tipo de explicación o aclaración. Esta vez le está tocando la bola al precio de la energía eléctrica, y todas las terminales mediáticas se lanzan unánimemente en tromba, siguiendo las órdenes de sus amos, a explicarnos que la culpa de los desorbitados precios de la electricidad la tienen las malvadas compañías del remo, que cada día se levantan pensando como jorobar un poco más a los ciudadanos.
No vamos a romper aquí una lanza en favor de este sector escandalosamente privilegiado por los distintos gobiernos -sin distinción de color ideológico-, pero tal vez sea bueno explicar que no todo -es decir, nada- es tal y como nos lo cuentan.
He aquí los hechos: de cada 100€ del recibo de la luz, sólo 35€ es lo que pagamos por la energía eléctrica consumida, el resto, es decir 65€ son impuestos y gabelas varias, que incluyen la compensación por el déficit de tarifa, el pago al carbón, las subvenciones a las energías renovables, el parón nuclear, los impuestos del Estado que Montoro dedica a subvencionar el separatismo catalán...
Como puede verse, todo pura demagogia, pues lo que se paga fundamentalmente no es la luz que consumimos sino la estupidez y la corrupción de los gobiernos de PP y PSOE que, metiendo sus hediondas manos en otro sector productivo, más para beneficio de amigos y correligionarios, hacen al final lo de siempre: que los ciudadanos paguemos sus desmanes, mientras la prensa nos engaña con cortinas de humo para que dirijamos nuestra atención hacia otro lado.
¡Todo muy bonito, muy democrático y... muy corrupto!

             

LA GRAN MENTIRA ECONÓMICA

La economía española se basa en una gran mentira sostenida entre gobierno -todos los gobiernos sin distinción de color político- y los medios de manipulación social. Las cifras reales se ocultan o se manipulan con el objeto de mantener engañada a la población.

No se dice que en los últimos 40 años hemos crecido un 0,9 % anual frente al 7,2% anual de los 16 años anteriores, muy por debajo de nuestro potencial, empobreciéndonos en términos relativos frente al resto de países de nuestro entorno.

Los salarios reales son un 4% inferiores a los de 1978, y el paro del 18,9 % frente al 4% de entonces.

Gracias a una casta política infecta hemos bajado, en los últimos cuarenta años, de una renta per cápita relativa a los nueve países centrales de la UE del 83% al 72%. De ser la octava potencia económica mundial hemos caído al número 14 y hemos pasado de un modelo productivo donde la industria representaba el 31% del PIB a otro especulativo y de servicios, con salarios tercermundistas, donde la industria es ahora el 14% del PIB; dicho de otra manera, hemos perdido un tercio de nuestra riqueza.

Desde el 2008, el 92% de la población ha perdido el 22% de su riqueza y somos el país de Europa con la peor distribución de la renta.

Pese a todo ello se nos sigue colando la mentira de que estamos en la senda de la recuperación, cuando las cifras de crecimiento no coinciden con los índices de actividad y de demanda; hasta tal punto esto es así que necesitamos endeudarnos en 2,7 euros por cada euro de PIB creado en 2016. Es decir que vamos directos a la ruina.

La mentira sigue creciendo cuando se afirma que la deuda se sitúa en el entorno del 100% del PIB, cuando la deuda real del país es del 144%. Y eso si nos creemos la cifra de PIB oficial, porque si ponemos el PIB real la cifra es del 173%.

El balance financiero de las Administraciones Públicas en sencillamente de infarto; a junio de 2016, su deuda real se situó en 1,56 billones de euros, incrementándose en 602.787 millones sólo en cuatro años!!!

Estas son las penosas cifras reales de nuestra economía, metidos, además, en una burbuja de deuda imposible de devolver, en la que prima el gasto superfluo, el despilfarro, la corrupción y la mentira institucionalizada. Todo propiciado por un tipo de economía manejada por unos esquizofrénicos que se están cargando, de paso,  las pensiones, la sanidad, la educación…, mientras los medios apesebrados no paran de decirnos lo bien que va todo.
            

LAS RAZONES DEL INFORME DEL 'HACKING' RUSO

Al momento, cuando todos los periódicos españoles cierran filas en torno a la singular e indemostrada idea de que Donald Trump recibió su victoria de manos de los “hackers” de Putin, quisiera hacer unas pocas consideraciones al respecto.

Primero, basta leer los artículos de opinión para percatarse de que ningún periodista ha leído el informe recientemente desclasificado y surgido de la Oficina del Director Nacional de Inteligencia, titulado “Russia’s Influence Campaign Targeting the 2016 US Presidential Election”. Cuando se lee, está claro que no hay prueba alguna de la acusación principal; es decir, que Rusia influyó en la campaña electoral norteamericana. Esto no equivale a decir que “hackers” rusos no hayan podido hacerse con los “mails” de John Podesta. Sin embargo, los medios deberían mejor incidir en el contenido de estos mails y sobre todo en la manera en que los políticos de aquél país -posiblemente los de todos los demás también- hablan de los ciudadanos y opinan “off-the-record”.

Segundo, el objetivo del informe no es otro que desacreditar a Donald Trump. El estúpido -pero peligroso- John McCain ha equiparado el supuesto “hacking” a una acción de guerra rusa. Demencial. Lo que se trata en realidad es de un primer acto de guerra del “establishment” republicano y demócrata para preparar un “impeachment” en el que el presidente esté ya desacreditado ante la opinión pública.

En tercer, lugar, el informe pretende desacreditar también a los medios no convencionales o fuera de la onda habitual: por ejemplo, la emisión en inglés de Al-Jazeera o Russia Today America, a la que se dedican siete páginas en el informe.

En cuarto lugar, el informe pretende aportar justificación a la expansión de la OTAN más allá de Alemania, un acto que viola claramente lo acordado entre Ronald Reagan y Mikhail Gorbachev al final de la guerra fría. Esto satisface hondamente al partido de la guerra y a las corporaciones armamentísticas. La guerra es un negocio y, si Rusia no es una amenaza, el negocio decae.

Por último, se trata de aportar cobertura a los partidos al uso para justificar su derrota el pasado 8 de noviembre: la inmigración masiva, la deslocalización económica, el “libre comercio” y otras tesis del gran capital no son las que provocaron una revuelta popular inesperada, no. Fue “Russia Today America” la que influyó el voto de los estadounidenses.

Todo esto es de locos pero tiene sentido. Lo malo es que la plausibilidad de lo que aquí se dice no se discutirá nunca en los medios convencionales. Es lo que tiene la prensa apesebrada.
Eduardo Arroyo
             

 


 
eMa
Ediciones Milenio Azul


LA ESPAÑA POR VENIR
de
Miguel Argaya Roca


 


 

 

   

 

                                                      
A página principal

Círculo Nuevo Criterio - Milenio Azul
Apartado de Correos 47  -  15080 La Coruña, España
milenioazul2000@yahoo.es