MILENIO AZUL
Círculo Nuevo Criterio

 

T E M A S

LA OBJECIÓN DE CONCIENCIA
Javier Sainz Mier

                                                                                                                           
                         

Cuando se introdujo el derecho a la objeción de conciencia en nuestro ordenamiento jurídico se realizó con la noble intención de dispensar de responsabilidades a quienes a ella se acogían para no realizar actos que suponían un conflicto moral con sus convicciones, como por ejemplo los médicos ante el aborto.

Es más frecuente que haya ciudadanos que se adhieran a ese derecho en el área del trabajo público, funcionarios, que en el de la empresa privada, dado que la última suelen ser menos tolerante con la disidencia.

Estamos asistiendo a la banalización de este derecho y a él recurren colectivos cuyas tareas siempre hemos creído que nunca les harían entrar en contradicción con temas morales; el primer ejemplo nos lo daría un cartero de Madrid quién fue sancionado por negarse a distribuir entre la correspondencia confiada 85 folletos de un grupo pro-vida alegando que aquello denigraba a la mujer y demás músicas por el estilo, por lo cual se le instruyó un expediente informativo, lo que provocó las iras de las sindicatos de su comba y a esperar su resolución.

No acaban aquí los grupos de trabajadores públicos con reservadas "íntimas" ante ciertas órdenes que hemos de presumir legítimas. Hablemos de los bomberos, cuerpo de rescate que merece el reconocimiento de la mayoría de los ciudadanos ante su, muchas veces, arrriesgado trabajo; un efectivo de un parque de éstos se negó a cortar con una cizalla las cadenas con que un grupo antideshaucio se había atado para impedir un desalojo, el chico tiro la herramienta, el casco y fue aplaudido por la "cla" allí organizada; uno de sus colegas de Bilbao se plantó por no querer participar en un retén que transportaba explosivos al puerto con destino a Arabai Saudi porque hacían bombas y alegatos por el estilo, su negativa ocasionó la demora del operativo y la Diputación Foral de Vizcaya, de la que depende el cuerpo le abre un expediente que puede  carrerearle responsabilidades bastante serias. Este nuevo adalid de causas nobles debe de estar con una buena "escurripanda" ante las consecuencias para su futuro laboral. Pero la más "curiosa" de las acciones de algunos  de los antiincendios la han realizado varios recursos del parque de Leganés, quienes con su traje completo, casco, traje ignifugo y demás "ornamentos" se han fotografiado como propaganda antitaurina, teniendo incluso uno de ellos un rifirrafe con un conocido torero en un programa de televisión.

Aparte de todo lo anecdótico que nos pueden resultar los hechos referidos anteriormente, nos encontramos con que una vez más las normas no parecen estar claras y muchas no pasan de ser una declaración  de buenas intenciones y cuya efectividad es nula. Que trabajen nuestros legisladores para que no seamos espectadores de este tipo de situaciones que dan una imagen pésima, como en los casos referidos, de servicios públicos en los que la mayoría de sus trabajadores son unos excelentes profesionales.

                                                                                                                          

                                                                                                                         
A Página Principal

  

NUEVO CRITERIO - MILENIO AZUL
Apartado de Correos 47  -  15080 La Coruña, España
milenioazul2000@yahoo.es