MILENIO AZUL
Círculo Nuevo Criterio

 

T E M A S

LA VERDADERA IDENTIDAD HISTÓRICA DE ESPAÑA
Diego Quiñones Estevez
  

                                                                                                                            
                                                                                                                        

La identidad histórica de España, se basa en el Cristianismo católico, que supo armonizar la sabiduría judeo-cristiano católica con los saberes  griego y romano y los saberes científicos y humanísticos, durante los siglos más fecundos del Imperio Español, los siglos XVI y XVII, siglos de la evangelización de América, iniciada en el siglo XV, en el año 1492, tras la derrota y expulsión del islam y el logro de la unidad religiosa y política de España, con los Reyes Católicos, Isabel I de Castilla (1451-1504) y Fernando II de Aragón (1452-1516). Nuestra Historia como la de Europa, está indisolublemente unida con la Religión cristiana, y ella es la que ha mantenido las identidades de todas las naciones del continente europeo, como también lo haría con otro gran continente, América.

Elogiar nuestra identidad histórica multisecular, es recordar a las generaciones del siglo XXI y a las futuras, que, las ideologías de izquierdas y de derechas de los siglos XIX y XX, como antes los feudos y las monarquías medievales, o las modernas monarquías absolutistas o las monarquías del despotismo ilustrado de todo para el pueblo pero sin el pueblo, han contribuido con sus aciertos y errores históricos, como los conflictos socio-económicos y las guerras nacionales y mundiales, a la consolidación de las identidades históricas de las naciones.

Renegar de ellas, falsificarlas o bien pretender borrarlas de la Historia, ha sido un intento fallido. En la España sometida a los vaivenes las ideologías de los siglos XIX y XX, se intentó remontarse al siglo XVIII, el siglo de la Ilustración, al siglo del  despotismo ilustrado, para inventarse una división entre los españoles monárquicos afrancesados del despotismo ilustrado y los tradicionalistas del absolutismo monárquico, ambos, creyentes cristianos católicos.

Una división historicista fruto de las ideologías revolucionarias del siglo XIX y XX, el liberalismo del individualismo progresista, jacobino-masónico y anticristiano católico, y del colectivismo ateo materialista, igualmente masónico y totalitario del marxismo socialista y comunista. Unos y otros se inventaron la dicotomía estructuralista del guerracivilismo de las dos Españas, la del progresismo liberal capitalista o la del progresismo socialista y comunista, que se enfrentan a la del tradicionalismo cristiano católico de la monarquía absolutista o a las ideologías autoritarias fascistas.

En esta mítica invención, dicotómico guerracivilista, de España fracturada en dos, sobre todo por parte de las ideologías izquierdistas en los siglos XIX y XX, y aún hoy en el siglo XXI, se busca la eliminación del pasado histórico donde el Cristianismo católico es la cimentación esencial de España. La Historiografía nos evidencia que nunca han existido dos Españas, y semejante división es más un arma ideológica para destruir la identidad histórica de España que nos dice lo que fuimos, somos y seremos. En parte han logrado su objetivo, ya que, la conciencia histórica de ser españoles en una sola Patria, en una sola Nación y en un solo Estado, ha sido combatida por las ideologías de izquierdas y de derechas en confabulación con los nacionalismos secesionistas y terroristas, en la España del siglo XXI, en una anti-España que es una fracasada democracia basada en una Monarquía constitucional y parlamentaria.

Estas ideologías nunca se han españolizado, entendiendo por españolización, el conocimiento y reconocimiento de la identidad histórica milenaria de España. Siguen sin conocer ni reconocer la Historia de España, y cuando se acercan a ella, es para falsificarla y denigrarla desde sus presupuestos ideológicos antihistóricos y antihistoriográficos. Siguen en el siglo XXI con la misma anquilosada postura, tanto el liberalismo, conservador o progresista masónico-jacobino, como el marxismo y sus derivados revolucionarios y sanguinarios, el socialismo, el comunismo y el anarquismo, bolcheviques y jacobino-masónicos, ahora, como el liberalismo, neoprogresistas socialdemócratas y de la única ideología del Nuevo Orden Mundial (NOM), la ideología sincretista y relativista anticristiana católica, la ideología de género, del nomunacionalismo de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Aún estamos a tiempo para recuperar lo que nos define como españoles y europeos. La Historia, la Historiografía, nos lo avalan, a pesar de las perversas tergiversaciones antihistóricas de las ideologías antiespañolas y anticristianas católicas, como el neosocialismo, el neocomunismo, el neoliberalismo o los neonacionalismos secesionistas y terroristas del siglo XXI, que controlan todos los mecanismos del Estado para someternos a sus apetencias economicistas, enemigas de la libertad, la paz, la verdad y la justicia.

                                                                                                                             

                                                                                                                          
A Página Principal

           

NUEVO CRITERIO - MILENIO AZUL
Apartado de Correos 47  -  15080 La Coruña, España
milenioazul2000@yahoo.es