MILENIO AZUL
Círculo Nuevo Criterio

 

T E M A S

LEYENDAS NEGRAS Y DE OTROS COLORES
Javier Sainz Mier

                                                    
                                                   

Recientemente se ha conmemorado en la localidad donde resido el 433 aniversario de la partida de su puerto de las naves y tripulaciones que por decreto real se unieron a la Gran Armada de Felipe II, llamada en plan de burla por los ingleses "La Invencible”. Cuando asistí a ese acto conmemorativo, por cierto muy bien organizado, me vino a la memoria toda aquellas falsedades, rabia y todo tipo de ponzoñas que se lanzó contra nuestra patria por la tan traída y llevada "Leyenda Negra", que fue muy  bien aliñada por nuestro enemigos: la Inglaterra isabelina, los portugueses que no fueron partidarios de la proclamación de Felipe II como Felipe I de Portugal, los rebeldes de Flandes e incluso felones de nuestras posesiones en Italia, primos y demás familia.

Somos testigos de que esta infame campaña no solo no ha cesado, sino como se diría en ámbitos bancarios, suma y sigue; se retiran estatuas como las de Colón, se ultrajan imágenes como las de San Fray Junípero Serra, evangelizador de California, aumentando la inquina a todo los español e hispano en el país de Donato -me permito castellanizar su nombre-, Trump, y todo lo que vomita este personaje, digno de alabanza en estos campos, ocasiona, según muchos, actos repugnantes como el asesinato de personas de origen hispano en Tejas, a manos de un psicópata que pretendía frenar la invasión de mejicanos a ese  Estado. La verdad es que apesta la ignorancia del norteamericano tipo; ¿nadie le dijo a ese gringo que ellos le robaron Texas a Méjico?

Nuestro temarios escolares -mejor dicho los 19 si incluimos Ceuta y Melilla-, nada desmienten la imagen que se han formado de nuestro país, en esos textos  habrían de darse a conocer como España acabó con la esclavitud  de muchos pueblos indígenas sobre otros, las guerras intestinas, y nuestros misioneros evangelizaron a los nuevos españoles en su propia lengua materna e incluso cooperaron para su difusión como ocurrió con el Quechua que se expandió hasta Argentina, -de esto, el "sacristán" de  La Pacha Mama, Evo Morales, no dice ná de ná en las ceremonias que se monta en El Alto Perú, antiguo nombre de Bolivia-.

Vivo en una bonita, localidad pesquera de la antigua Provincia de Santander - mientras se identifique esta bendita tierra con un tal Revilla me negaré a decir o escribir Cantabria-, sus gentes, al menos "las de siempre", son honestas, trabajadoras y poseedores de otras muchas virtudes, pero a la vez sacan un genio endiablado. Cuando era pequeño fui testigo de más de una discusión entre  mujeres, quienes con los ánimos que gastaban pasaban de los dichos a los hechos y se enzarzaban en una sonora bronca, llamándose de los más fino del idioma de Cervantes (se cuenta que era la costumbre que los partidarios de alguna de las protagonistas le gritaban a su patrocinada aquello de "llámaselo antes de que lo llame", así que se pueden imaginar que calificativos podrían ser.

Éste inciso viene a que no vamos a justificar los excesos que se podrían haber cometido en el Imperio Español. Más de un gobernante volvió cargado de cadenas tras no superar El Juicio de Residencia, durante el cual se revisaba su labor a lo largo del tiempo que había durado el ejercicio del cargo confiado por la Corona.

Vamos a "llamarles" a algunos lo que ellos no  nos puedan acusar de hechos similares. ¿Se han preguntado alguna vez por qué solo hay indígenas y mestizos en aquellas naciones hermanas donde se habla español o portugués, y no en otros lares donde colonizaron británicos, neerlandeses y franceses? En aquellos dominios la población nativa fue eliminada con métodos de una crueldad aterradora. Ejemplo de ello fueron los ingleses, sí, esos caballeros tan flemáticos del té a las cinco llegaron a distribuir  mantas infectadas de viruela a los indios; los tan educados holandeses fomentaron el tráfico de esclavos, y los tan sonrientes daneses sofocaron "manu militari" la sublevación de los esclavos en la antiguas Islas Vírgenes Danesas. ¿Cómo habríamos de llamar a estos señores cuyos descendientes vienen a darse la vida padre en este país, donde todo es amabilidad, sangría y asistencia sanitaria gratis? Por cierto con lo del Brexit, ya veremos cómo les queda lo último a  súbditos de Su Graciosa Majestad del Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda del Norte…, parece ser que muchos británicos están solicitando pasaporte Irlandés.

La única justificación que podemos encontrar a esta inquina crónica es la simple envidia. Somos  un país que a pesar de propios y extraños seguimos en pié, eso sí habremos de hacer labor pedagógica para evitar que generaciones futuras, presas de estos engaños, acaben con el cerebro plano.


                                                                                                                        
A Página Principal

 

NUEVO CRITERIO - MILENIO AZUL
Apartado de Correos 47  -  15080 La Coruña, España
milenioazul2000@yahoo.es