MILENIO AZUL
Círculo Nuevo Criterio

 

T E M A S

DE PAPEL HIGIÉNICO
Javier Sainz Mier

                                                                            
                                                                            

Este modesto e indispensable producto de higiene nos da pié a, en función de su "abundancia y medida", para analizar la actualidad de dos países que disfrutan del "socialismo real” una y del "quimérico" otra, me refiero a la China Roja y a la República Bolivariana de Venezuela.

Toda esta intención me vino cuando, como casi todos los días, entré a desayunar en una cafetería cercana a mi domicilio; este establecimiento es un espejo del de muchos que hay en España, su anterior propietario se jubiló y ahora hay unos chinos al frente y una de sus empleadas es rumana -no hay ningún reproche- todos son muy amables e incluso la tortilla de patata y los pinchos los preparan mejor que muchos locales de hostelería de los de "toda la vida".

En una de esas mañanas que me acerqué a dicho local, al saludarme todos en un excelente castellano y pedir "le petit dejaune" tome uno de los periódicos que ofrecen a sus clientes -hay otro del mismo grupo pero salvo "las cuatro hojas" dedicadas a mi provincia el resto de la información es un "corta y pega" de lo que trasmite el diario matriz-.

Cotejando las noticias me sorprenden sobremanera dos que afectan tanto a la China comunista, actualmente el gran usurero y prestamista de casi todos los Estados de África y de Hispanoamérica, y a Venezuela, la cual está cada vez mas sumida en la nada, esas dos cuestiones serían el papel higiénico y la situación de la iglesia católica en ambos países.

Por lo que corresponde a la China postmaoista, me llama la atención que los establecimientos públicos y privados,  cuando vas al baño, la máquina expendedora de ese preciado producto de celulosa sólo te sirve una tira de sesenta centímetros y si no te basta, has de esperar nueve minutos para solicitar  otra "dosis"; ¡o  tempora o mores!, qué lejos está ese gigante comunista cuando todo esto era basura capitalista, parece que han olvidado los tiempos de la Gran Marcha, La Revolución  Cultural y sus millones de  represaliados, la invasión del Tíbet y así hasta el infinito -por cierto sigue siendo "tabú" hablar del gusto del Gran Timonel por las jovencitas campesinas y su pésima higiene, pues nunca se limpiaba los dientes-. Las grandes dimensiones de china permiten dedicar regiones enteras a realizar experimentos económicos como las regiones administrativas especiales, una vez devueltas por Portugal y Gran Bretaña los territorios de Macao y Hong Kong, zonas donde sus habitantes gozan de más libertades que el resto de sus connacionales, incluida la libertad religiosa plena, que la otra cuestión a tratar, parecer ser y digo parece y así lo ha denunciado el cardenal emérito de Hong Kong que el Vaticano está en tratos con los déspotas del Partido Comunista Chino para tratar de mejorar las condiciones de los católicos, divididos en los que se mantienen fieles a Roma y los de la llamada iglesia patriótica  que es un vulgar invento del partido hegemónico. El prelado antes aludido mostró su indignación pues  todo indica  que algunos obispos legítimos habían sido sustituidos, previa renuncia por presiones vaticanas o sea del Papa Berdoglio, por adictos al gobierno, todo indica que al purpurado citado se la ha ordenado el silencio, no es de extrañar que el actual Obispo de Roma no calce ya zapatos rojos, que significa que camina sobre  la sangre de los mártires, por que al menos a los de China les ha enviado al limbo del olvido.

Saltemos hasta América del Sur, al bello país de Venezuela; allí no hay problemas con los sesenta centímetros de papel higiénico, simplemente no hay. Las tiendas  están vacías, los hospitales en condiciones pésimas y hasta los soldados, lógicamente de clase de tropa, mal alimentados, que hasta han de mendigar su sustento; y cómo estarán las cosas que en muchas iglesias de allí no se puede celebrar La Santa Misa porque no hay con que confeccionar las formas y el vino litúrgico escasea, aparte de las soflamas burdas que el chavismo ha dedicado a los obispos, sobre todo al Cardenal Urosa por ser críticos con ese energúmeno –Nicolás Maduro- que rige los tristes destinos de la nación hermana. Eso sí, para realizar envíos de todo tipo de productos a Cuba, como alimentos, medicinas, etc. que el régimen de los aburrevacas con chándal, sí tiene y en abundancia

Estimados lectores cuando acudan al excusado y miren el rollo de papel acuérdense de quienes padecen a los gobernantes de esos dos países y al final del "proceso", y antes de tirar de la cadena, de los que les tienen sometidos a esta situación.

                                                                            

                                                                                                                          
A Página Principal

               

NUEVO CRITERIO - MILENIO AZUL
Apartado de Correos 47  -  15080 La Coruña, España
milenioazul2000@yahoo.es