MILENIO AZUL
Círculo Nuevo Criterio

 

T E M A S

EL TENORIO Y LAS CASTAÑAS
Javier Sainz Mier

                                                                            
                                                                            

"Por Todos los Santos las nieves en lo alto y por San Andrés la nieve en los pies", este es uno de los muchos refranes populares que se dedican al penúltimo mes del año, periodo que en lo personal está pleno de afectividad, no solo por la visita obligada a los camposantos donde reposan nuestro seres queridos, o por la fiesta de San Martín doblemente celebrada en mi localidad natal, o por Santa Cecilia protectora de los músicos entre los que se encuentran varios familiares, o al final del mes San Andrés, patrón de los pescadores, a quién profeso una gran devoción; este discípulo de Jesús competía por el patronazgo de las gentes de la mar con su hermano San Pedro y curiosamente en donde nací había dos pósitos de pescadores el de San Andrés integrado con los tripulantes y el de San Pedro por los armadores, ya en 1924 el gobierno de Miguel Primo de Rivera, por aquello de la paz social decretó la fusión de ambas y así hasta hoy.

Toda esta añoranza viene a cuento de la "carcoma" que ataca a nuestras tradiciones y que lleva a esa uniformidad de pensamiento único, comenzamos ya en los años 60 del Siglo XX al trasladar el Día de la Madre del 8 de Diciembre al mes de Mayo, casi como los gringos, menos mal que al pobre San José le han dejado en su sitio y ya veremos qué pasa en un futuro.

La víspera del 1 de Noviembre hemos podido ver a multitud de niños, bendita ignorancia, y a los no tan niños vestidos con unas pintas que parecía que toda la Familia Adams se había congregado en nuestras calles para celebrar un aberrante festejo, o que se había producido una manifestación de todos los habitantes del Averno, pero no, para nuestra tranquilidad era que todos estos conciudadanos celebraban la famosa fiesta de  Halloween, otra muestra de nuestro entreguismo culposo a la gran globalización, y no estamos hablando de algo loable como puede ser la convivencia de culturas, estamos hablando de que una elimine o fagocite a la otra, la nuestra.

La noche de Difuntos es para sentirnos e identificarnos, sin exclusiones, con lo nuestro, es la noche del Tenorio, de los Huesos de Santos y otras delicias que se elaboran en nuestros conventos, algunos casi deshabitados como los que fueron presa de la Desamortización del masón Mendizabal, vacío que en algunas zonas palia las vocaciones provenientes de Hispanoámerica y La India.

Quienes peinamos canas, si es que pelo nos queda, hemos podido ser testigos del "deslavado" de lo propio y de la irrupción de un lenguaje "militante", ya no estamos en una nación si no en un Estado o como mucho en una Nación de naciones. Por mi edad curse el bachillerato en un I.N.E.M, y no era la oficina del paro, era un Instituto Nacional de Enseñanzas Medias", o la E.G.B, en un Colegio Nacional, donde ya no hay maestros, título venerable que hasta lo llevó el Redentor del Mundo, ahora son Profesores de Infantil y Primaria, ya no existe el I.N.I, Instituto Nacional de Industria, ahora pomposamente S.E.P.I. Sociedad Estatal de Participación Industrial y así llegaríamos al infinito y mas allá.

Pero el apear el apellido nacional o español no solo es visible en organismos oficiales ya en los tiempos de la transición el diario barcelonés La Vanguardia Española se quedó simplemente en Vanguardia, lo mismo ocurre con entidades  u oeneges como La Cruz Roja Española que en muchos de sus vehículos  y cartelería, especialmente en aquellas zonas con otras lengua española oficial junto al castellano el  vocablo "española" ha desaparecido. ¿Por cierto la Cruz Roja Española organizará algún acto en memoria de sus tres enfermeras, mártires de la Fe, próximas a su beatificación y asesinadas por miembros del Frente Popular, y cuyos restos reposan en la Catedral de Astorga? Posiblemente no, pero supongo que a imitación de sus colegas valones y flamencos de la Cruz Roja Belga hayan eliminado los crucifijos e imágenes cristianas de sus instalaciones y en las tarjetas de felicitación navideña que venden toda alusión religiosa es nula, recomiendo a mis lectores que las adquieran de Manos Unidas vinculada a la Iglesia Católica, aunque también últimamente tiene lo suyo.

Hoy ha amanecido un día tristón, propio de Otoño, quizás el más adecuado para el Día de los Fieles difuntos; paseo por las calles aun con restos de esa celebración pagana de las calabazas y me dirijo a la pastelería de toda la vida a comprar unos huesitos  de santo. Anoche degusté unas castañas, magosta la llamamos, con unos amigos y algunos se tomaron el preceptivo "chupito" de orujo. Lamentablemente no ha habido representación del Tenorio de Zorrilla, los grupos de teatro locales estarían a otra cosa.

El respeto a las culturas foráneas, como ya he dicho y dado a entender, no supone ni debe suponer el olvido ni menosprecio de lo propio.

Me despido con un fragmento del dialogo que se entablaba entre un sacerdote y un niño en un catecismo que circuló por España entre 1808 y 1814 durante la Guerra de la Independencia o Guerra contra el Francés. Preguntaba el Clérigo: “¿Cómo te llamas?”, "Español" contestaba el educando, y volvía a inquirir el cura “¿Que quiere decir Español?”, y el niño con sano orgullo afirmaba "Hombre de bien". Ni el más grande de los filósofos lo dejaría más claro.

                                                                            

                                                                                                                          
A Página Principal

               

NUEVO CRITERIO - MILENIO AZUL
Apartado de Correos 47  -  15080 La Coruña, España
milenioazul2000@yahoo.es