MILENIO AZUL
Círculo Nuevo Criterio

 

T E M A S

PASO A PASO HACIA LA DICTADURA TOTAL
M. Paz

                                                                            
                                                                            

Hace escasas jornadas, se aprobó en el Senado con 220 votos a favor y 21 en contra, es decir, con el apoyo mayoritario de todos los partidos, y después de su paso por el Congreso de los Diputados, la nueva ley sobre protección de datos que, lejos de proteger los derechos y la intimidad de los ciudadanos, supone una vuelta de tuerca más en la escalada progresiva que nos está llevando hacia la dictadura total de la partitocracia gobernante.

No contentos con leyes aberrantes como la de violencia de género, que hace a cualquier hombre culpable de todo tipo de delitos contra las mujeres por el mismo hecho de serlo, y les obliga a demostrar su inocencia, rompiendo así el principio jurídico fundamental de que todo el mundo es inocente mientras no se demuestre lo contrario, a la vez que esculpa a las mujeres de los mismos delitos que les lleva a ellos a la cárcel; y después de otra igualmente chapuza infecta como es la ley de memoria histórica, encaminada a lavar la cara de los asesinos que promovieron la guerra civil y organizaron uno de los mayores genocidios del siglo XX, nos enfrentamos ahora a otra más de estas aberraciones que tienen como fin el implantar una dictadura de la cochambrosa oligarquía política que nos oprime.

Según esta nueva ley, mal llamada de protección de datos, los partidos políticos podrán rastrear datos personales y opiniones políticas en las redes, páginas web y otras fuentes de acceso público, sin necesidad del consentimiento del afectado para, supuestamente, hacer perfiles ideológicos y personalizar la propaganda en campaña electoral. Muy sibilinamente, añaden la coletilla de que se hace sólo con fines electorales y amparándose en un supuesto interés público y “únicamente cuando se ofrezcan garantías adecuadas”, pero, ciertamente, no se precisa nada sobre este último punto, dejándolo abierto a cualquier tipo de interpretación y a las peores intencionalidades.

A nadie se le escapa que este asunto es gravísimo puesto que las opiniones políticas están incluidas legalmente en las categorías de datos personales que, supuestamente, están “especialmente protegidos”, siendo esta práctica, para que la burla sea mayor, ilegal para el resto de colectivos y siempre según la misma ley de protección de datos.

Es un auténtico escándalo el dejar las manos libres a unas organizaciones mafiosas, ocultas bajo el muy pomposo nombre de partidos políticos, que tienen los máximos incentivos para utilizar cuantos medios tengan a su alcance para conseguir su objetivo máximo: obtener el poder.

A partir de este momento, el Gran Hermano da un paso más en el sentido de dirigir absolutamente toda nuestra vida, dotándose a sí mismo de los mecanismos “legales” para hacerlo. Con esta ley, los partidos harán ficheros –es decir listas negras- para controlar ideológicamente a la población, y poder disponer así de una información que les permitirá, por ejemplo, perseguir a cualquiera por sus opiniones si éstas no coinciden con las del poder de turno, ó negarle un puesto en la administración alegando su ideología, ó suspender sus derechos civiles, acusarle de cualquier supuesto delito de opinión, ó asesinarle civilmente… antes de hacerlo físicamente…etc. Un panorama espeluznante, donde los ciudadanos veremos llevadas a la práctica las peores previsiones realizadas por visionarios negativistas en pesadillas tipo 1984 ó Un mundo feliz, en una sociedad dominada por poderes opacos que escaparán a nuestro control y de las que los partidos son sólo la correa de transmisión de la oligarquía mundialista. Una pesadilla que está a la vuelta de la esquina.

Y todo esto cocinado con la complicidad, naturalmente, de los grandes medios de comunicación que, como es costumbre y sus amos les imponen, no han hecho nada –más bien han ocultado todo lo que han podido- por dar a conocer a la opinión pública la tramitación de esta nueva ley, de este nuevo atropello, cometido en nombre de la “libertad” y que no hace más que poner un nuevo clavo en el ataúd de la misma. Claro que, qué podíamos esperar de las putas del sistema, de las grandes rameras que tienen por única misión blanquear la podredumbre de las oligarquías político-financieras y ablandar y corromper a la población para dejarla indefensa a los pies de los caballos de los poderosos. Mucho quejarse del caso Cambridge Analytica que según ellos envolvió a Donald Trump en una práctica parecida –pero ni de lejos tan grave como lo que esta ley ampara-, y que dicen que le hizo ganar las elecciones; ahora que una práctica parecida pero más corrupta ha sido bendecida por las Cortes españolas, se callan y miran para otro lado como si no hubiera sucedido nada.

Malos tiempos para la libertad, malos tiempos para la dignidad. Y mucho nos tememos que para dar marcha atrás en esta diabólica espiral de totalitarismo habrá que sufrir mucho, sacrificarse mucho y verter mucha sangre; los totalitarios y sus corruptas cortes de acompañantes no cederán fácilmente su terreno a los hombres dignos, a los hombres libres.

ÚLTIMA HORA:

Y otra más en la frente, por si lo anterior no fuera bastante; el Parlamento acaba de aprobar, también por unanimidad de la cámara, el cierre de páginas web supuestamente ‘piratas’ sin intervención judicial.

Otra vía que se abre a la discrecionalidad administrativa, amparada ahora bajo la disculpa de acabar con las páginas de contenido pirata; y ya sabemos contra quién va dirigida esta maniobra. Disidentes, opositores al Sistema, a lo políticamente correcto, y a la dictadura del Nuevo Orden Mundial, lo tendrán cada vez más difícil y se avanza un paso más en el objetivo final de los liberticidas, que es controlar el último bastión de las libertades públicas: Internet. Es el Gran Hermano en estado puro.

                                                                            

                                                                                                                          
A Página Principal

               

NUEVO CRITERIO - MILENIO AZUL
Apartado de Correos 47  -  15080 La Coruña, España
milenioazul2000@yahoo.es