MILENIO AZUL
Círculo Nuevo Criterio

 

T E M A S

EN MEMORIA DE NUESTRO AMIGO VICENTE
Salvador Saldaña

                             

…la verde camisa abierta, por si la Muerte aparece, pues tal Señora merece, no hallar cerrada la puerta.

 

HASTA PRONTO, AMIGO VICENTE  

Se nos ha ido Vicente, Vicentín como él, cuando en nuestras vehementes charlas de camaradas, me  aseguraba que era así como deseaba ser evocado. Se nos ha ido Vicente, el caballero  alférez legionario, el infatigable, leal, irrepetible e integérrimo servidor público, generoso y tenaz en el cumplimiento de su deber rodeado de tanto zángano que se limita a “cumplir”. Entrega ésta que le llevaba al más exacto y estricto cumplimiento de cuanto lance emprendía. No podemos evitar, al evocarle, su porte de hidalgo viejo, como si su vida discurriera en un tiempo que no era el suyo, tiempo éste de mezquindad y de proliferación de felones, bellacos y fementidos traidores ávidos de poder, cuyo único afán es medrar a costa de lo que fuere, singularmente la venta de su patria. No olvidamos la afrenta de aquellos (puñeteros) que, profesionalmente disfrutaron de tu impagable apoyo y que en tu tránsito intentaron castigarte con su infame  distanciamiento, desde aquí los maldecimos.

Se nos ha ido en silencio, como temiendo molestar, con señorío, cualidad ésta insita en él, se nos marchó y siempre, mientras aliente en mí un halo de lucidez, dejará de avivar su recuerdo y añoranza por el vacío y el sentimiento de orfandad que  en mí dejó.

Llagado ahora por su ausencia, inevitablemente fluyen a mí, en cascada, el recuerdo de sus virtudes que perdurarán como ejemplo a intentar (vanamente)  imitar.

Nos negamos a echar al olvido su cualidad, ÚNICA, en el empeño irrefrenable por el conocimiento, su voracidad por el saber, al que le llevaba su infatigable capacidad de entrega al estudio, volcado en su copiosa bibliografía y sus innumerables y desinteresadas conferencias con las que transmitió su prolijo conocimiento y erudición a cuantos tuvimos la impagable fortuna de gozar de la transmisión escrita y oral de su inigualable erudición con el que nos nutrió haciéndonos generosa donación de tan intangible bien.

Aguijoneado por la apremiante requisitoria de mi buen amigo y camarada Manuel, al reclamar la entrega de mi humilde reseña prometida (artículo prometido), no puedo por menos que al hacerlo sea con la semblanza que te ofrece tu amigo.

Vicente, que “Dios te dé el eterno descanso y a nosotros nos lo niegue hasta hallamos sabido recoger para España, la cosecha que siembra tu muerte”.

                                                                                                                                

                                                                                                                                
A Página Principal

NUEVO CRITERIO - MILENIO AZUL
Apartado de Correos 47  -  15080 La Coruña, España
milenioazul2000@yahoo.es