MILENIO AZUL
Círculo Nuevo Criterio

 

ACTUALIDAD

                             

UN PAIS DE TRACA
Un país de traca, sí.
Cristina Cifuentes ha dimitido como presidenta de la Comunidad de Madrid.
Era incómoda por su excesivo y fogoso entusiasmo en lo que se refiere a la aplicación de normas sobre la ideología de género. Algo que le llevó a pretender dar lecciones teológicas nada más y nada menos, que al Obispo de la Diócesis de Alcalá de Henares.
El Obispo Excmo y Rvdmo. D. Juan Antonio Reig Pla, no es “máster del universo” como Cristina Cifuentes. Pero sí es Doctor en Teología Moral, por la Pontificia Universidad Lateranense de Roma.
A Cristina Cifuentes le han obligado a dimitir una serie de circunstancias, todas ellas propiciadas por su propio partido que mientras hacía públicamente declaraciones de apoyo y solidaridad con su mano derecha, con su mano izquierda sacaba a la luz las pruebas ocultas que la han acabado poniendo al pie de los caballos.
Y es que ya se sabe. “no dejes que tu mano izquierda sepa lo que hace la derecha”, como dice el Evangelio según San Mateo.
A los amos que se ocultan en las logias más oscuras, no les interesaba la vehemencia de Cifuentes. Hay que ser más “discreto” –secreto-, para que las miserables, abyectas directrices para la destrucción de nuestra Patria, triunfen en medio de una sociedad que aunque crecientemente aborregada, no digiere con gusto ver el fervoroso desenfreno de esta señora, para con los colectivos más sórdidos y cicateros de cuantos son actuales voceros –tontos útiles- de los aspectos más mezquinos del Nuevo Orden Mundial.
Resulta particularmente pintoresco, que haya sido el roo de dos cremas ocurrido hace siete años en un hipermercado, el que haya terminado con la vida pública de Cristina Cifuentes.
No ha sido su enfrentamiento con un Doctor de la Iglesia.
No ha sido su pasión por los colectivos de gais y lesbianas.
No ha sido su furor visceralmente anti católico, vejatorio para con la mayoría de sus votantes.
Y esto último da mucho que pensar sobre una España enferma, que camina de la mano de esa gentuza, hacia el foso de la destrucción.
Adiós, Cristina Cifuentes.
Ojalá pronto podamos decir ese mismo adiós, a toda la suerte de canallas, traidores y sinvergüenzas que han llevado a España a ruborizarse por una bagatela y consentir sin embargo y sin rechistar, con aspectos muchísimo más graves y detestables.


NOTICIAS DE SIRIA
Quienes estén interesados en justificar el criminal ataque que la marioneta Trump y sus mariachis han lanzado contra Siria y en auxilio del terrorismo islamista no deben perderse las intoxicaciones y mamarrachadas que los analistos neocones escriben, mientras se fuman un puro o esnifan una rayita de farlopa. En cambio, quienes deseen conocer la verdad de lo que en siria acaba de ocurrir deben informarse a través de los cristianos sirios que sufren una guerra alimentada por Occidente desde hace siete años.
Así, por ejemplo, pueden leer las declaraciones de Antoine Audo, obispo caldeo de Alepo: “Destruyeron Irak diciendo que allí había armas químicas. Y lo mismo que hicieron entonces contra Irak están haciendo ahora con Siria.(…) Usan el argumento del ataque químico para alimentar la guerra y complacer a Arabia Saudita.(…) Hay un gobierno legítimo que está v enciendo a grupos terroristas islamistas en Guta, después de recuperar el control de Alepo y Deir Ezzor. ¡Y justo en ese momento comienzan a hablar de armas químicas, alegando que quieren defender los derechos humanos y la democracia!”. También pueden leer las declaraciones de George Aboy Khazen, vicario apostólico de Alepo: “Washington acusa pero carece de certezas. No ha explicado qué sentido tiene un ataque con armas químicas después de que el ejército sirio haya liberado casi todo el territorio al este de Guta. Me pregunto a quién puede aprovechar todo esto.(…) Parece evidente que buscan un pretexto para destruir nuestro país”.
Quien esté interesado en conocer la verdad puede asimismo escuchar los lamentos del padre Fadi Aisar, párroco en Damasco: “Las supuestas armas químicas son una calumnia para justificar una guerra injusta. (…) El gobierno sirio propuso a la comunidad internacional que enviase expertos; pero lo rechazaron y nos atacaron, en lugar de venir a averiguar lo ocurrido.(…) Pero estamos tranquilos porque los militares sirios, gracias a Dios, han liberado Guta, donde todas las iglesias cristianas habían sido atacadas. (…) La verdad es que los Estados Unidos no están combatiendo el terrorismo, están combatiendo al lado de los terroristas. Y la verdad acabará sabiéndose”. En el mismo sentido se pronuncian los misioneros del Instituto del Verbo Encarnado, en su blog SOS Cristianos Sirios, donde nos recuerdan que el Frente al Nusra, así como otras facciones yihadistas, disponen de armas químicas y en ocasiones anteriores ya las han usado; y donde nos advierten que “en los túneles excavados por los terroristas de Guta se han encontrado materiales para preparar armas químicas”.
Y, en fin, quien lo desee puede leer los estremecedores tuits del ortodoxo Hannibal Khoury: “Nosotros descubrimos a Jesús mucho antes de que Estados Unidos fuese siquiera un país. Mis antepasados fueron los primeros en recibir el nombre de cristianos, en Antioquía, y los primeros en construir una iglesia, en Dura Europos. Propagamos el cristianismo y morimos por defenderlo; lo entregamos a Occidente y, a cambio, vosotros nos dais muerte”. Y añade: “Los cristianos sirios como yo viven en libertad y son protegidos por el actual gobierno laico sirio. Si las acciones de Trump llevan a nuestra desaparición, espero que nos recordéis”.
Desde que, allá por el 2003, el monigote Bush ordenase la demente invasión de Irak hasta que el otro día la marioneta Trump y sus mariachis lanzasen su miserable ataque en auxilio del terrorismo yihadista, las poblaciones cristianas de la región casi han desaparecido. Pero, por supuesto, querido lector, es usted muy libre de creerse las intoxicaciones y mamarrachadas de los analistas neocones.
J.M. de Prada
ABC 16 Abril 2018


ANIVERSARIO DE LA SEGUNDA REPÚBLICA
"Nos ha ido bastante bien con Luisiana, Florida, Texas, Hawai y California y el Tío Sam puede tragarse a México y Centroamérica, con Cuba y las islas de las Indias Occidentales como postres y sin intoxicarse.
He servido durante 30 años y cuatro meses en las unidades más combativas de las Fuerzas Armadas estadounidenses: en los Marines. Tengo la sensación de haber actuado durante todo ese tiempo de bandido altamente calificado al servicio de las grandes empresas de Wall Street y sus banqueros. En otras palabras, he sido un pandillero al servicio del capitalismo. [...] En 1923 "enderecé" los asuntos en Honduras en interés de las compañías fruteras estadounidenses. En 1927, afiancé en China los intereses de la Standard Oil. Cuando miro hacia atrás, considero que pude haber dado a Al Capone algunas sugerencias. Él, como gángster, operó en tres distritos de una ciudad. Yo, como Marine, actué en tres continentes.”

Discurso War is a racket
(Mayor General Smedley Butler) 

Cada vez que alguien (y suelen ser muchos) me habla de la Segunda República Española, no puedo por menos, que pensar en las Guerras Bananeras que consistieron en poner al Cuerpo de Marines de los Estados Unidos, al servicio de las élites financieras de Wall Street y encima, pasar el coste de las diversas campañas bélicas con cargo a los Presupuestos Generales de aquella nación.
Algo por el estilo ocurrió en España.
Alfonso XIII recibió en audiencia, a una comisión de masones que le exigían la implantación de la lista de reivindicaciones de la secta: enseñanza laica y visceralmente anticatólica, aborto libre, divorcio, autonomía cada vez mayor de ciertas regiones españolas tendente al federalismo….
Ante la negativa del monarca, los masones le anunciaron lo que habría de venir unos años después y su destino: el exilio.
Lo que sumió a España en el desánimo, la desesperanza, el crimen, el sectarismo, el atraso económico y social…. La guerra.
La revolución criminal, protagonizada por criminales y alentada por criminales internacionales que como ha venido siendo la tónica general en nuestra historia desde el siglo XVIII, han contado con su particular “quinta columna” formada por los correspondientes traidores de cada época.
Fueron los criollos de Hispanoamérica que se formaron en la masónica Cádiz, al servicio de Inglaterra.
Fueron los “afrancesados” que pretendían importar las múltiples infamias que caracterizaron la Revolución Francesa.
Fueron los liberales, con las Matanzas de Frailes que comenzaron en Madrid el día 17 de Julio de 1834.
Fueron Juan Álvarez de Mendizábal, Pascual Madoz, la Revolución Liberal, la Primera República, el General Prim…
Y ya en el siglo XX, el atentado contra el Rey Alfonso XIII el mismo día de su boda, la Semana Trágica de Barcelona, la traición y defenestración contra la Dictadura de Primo de Rivera.
Todos estos acontecimientos históricos contaron con autores muy concretos, de los que no sólo se conocen sus nombres y apellidos, sino también su filiación masónica y por tanto, su servilismo hacia todo lo que representa el odio a España y su hegemónico papel en el mundo.
La Segunda República sólo fue un “más de lo mismo”. Y, ¡cómo no!, protagonizada y alentada por los mismos.
Los buenos españoles, aún de espíritu republicano dado que la dinastía borbónica no ha sido más que otro foco de conflictos, no tenemos nada que conmemorar.
Porque la alevosa perfidia continúa como en anteriores etapas, con otros personajes pero con la misma pretensión, las mismas mentiras y soflamas.
España inició de la mano del anterior Jefe del Estado a título constitucional de “rey”, un camino cuya agenda ya estaba establecida y planchada en las logias. Y de que éste no se apartara ni un ápice del guión marcado, se encargaron los ya consabidos conspiradores de sobra conocidos, tanto de Estados Unidos, como de Gran Bretaña, Francia y Alemania.
Y en virtud de todo lo expuesto, dentro de la propia España ya podemos empezar a hablar de la “república bananera de Cataluña”, de Baleares, Galicia, Vascongadas… O la de “mi casa”.
No. Yo no voy a conmemorar ese canallesco aniversario que sólo fue odio que transcurridos 87 años, sigue proclamando odio.
Es el único legado que posee. Y yo, no le quiero.


¿A QUIÉN LE EXTRAÑA?
Corrían los años 40 del pasado siglo, en plena Segunda Guerra Mundial, con el ejército alemán todavía victorioso, cuando la revista editada por éste –Signal- publicaba el mapa de la Europa que los nazis tenían en mente para implantar después de su victoria. En el citado mapa se veía España descuartizada en varios estados –Cataluña, Vascongadas, Galicia, Andalucía-, según su concepción étnica, quedando Alemania como único gran Estado nacional, dominando a todo el resto del continente.
A pesar de la derrota militar, el proyecto de construcción de una Europa unida se conformó a imagen y semejanza de aquella vieja aspiración. Alemana fue la mano detrás de la ruptura de la república Checoeslovaca como de la terrible guerra contra Yugoslavia para conseguir su total fragmentación; toda la política de la UE está hecha a la imagen y el beneficio de Alemania; incluso el eje franco-alemán no es más que un paripé para hacer que los franceses se sientan alguien –a pesar de su nula influencia- en este proyecto disolvente.
Cuando en España se nos impuso un estado autonómico, se hizo en beneficio de las élites mundialistas que desde USA y la naciente UE presionaron a nuestra miserable y traidora clase política para aplastarnos bajo la dictadura del poder del Nuevo Orden Mundial. Así Estados Unidos apoyó con dinero y logística la creación del sindicato ELA del PNV –partido con el que venía manteniendo una estrecha relación de años atrás-; los partidos socialistas de Francia, y sobre todo de Alemania tutelaron al nuevo PSOE, irrelevante hasta ese momento, y la CDU alemana financió y alentó al partido de Pujol, la muy corrupta Convergencia. Es decir, el nacionalismo que en aquél momento no tenía fuerza alguna en España, fue alimentado, protegido y financiado por países extranjeros, adquiriendo relevancia y poder por encima de su fuerza real, gracias al pomposo y feudal ‘Estado de las Autonomías’.
Hay que recordar también como un hecho más que significativo, que el atentado del 11-M se produjo en el momento en que España, Inglaterra, Polonia e Italia, planteaban, con éxito, un frente común para hacer de contrapeso a ese eje franco-alemán que aspiraba, y aspira, a convertir a los demás países de la UE en meros miembros serviles de los intereses germanos.
¿Puede extrañar por tanto la decisión del tribunal alemán respecto a Puigdemont, como la de Bélgica, ese país de perrunos lameculos de Alemania? Esperemos que la bofetada que nos han dado a los españoles en la cara de nuestro indigno, miserable y rastrero gobierno, haga que de una vez por todas despertemos a la realidad de qué es lo que hay detrás del proceso catalán, y de todos los nacionalismos, en general. Y que los ciudadanos reaccionemos de una puñetera vez y derribemos este sistema y a los miserables traidores que nos gobiernan en su nombre.


ESTADO DE DESHECHO
Repiten machaconamente los políticos de uno y otro signo, y lo subraya una y otra vez la bien pagada prensa del sistema, que vivimos en un Estado de Derecho; y naturalmente, la mentira, una y un millón de veces repetida, acaba haciendo mella en las huecas cabezas de cientos de miles de bobos españoles que se creen cualquier cosa con tan de que se lo digan desde la caja tonta y de que les alivien así de la funesta manía de pensar por ellos mismos. Por desgracia, la realidad se encarga día a día de desmentir este tópico tan arraigado.
Hemos asistido hace pocas fechas a la comparecencia de Narciso Serra, en la Comisión del Congreso que investiga la crisis financiera de la banca –forma eufemística para enmascarar la realidad: la quiebra, por robo, malversación e incompetencia, de las cajas de ahorro, en manos de políticos y sindicalistas-. Este buen señor –es ironía, ni es bueno ni es un señor- que ha sido alcalde de Barcelona, ministro de Defensa y Vicepresidente del Gobierno con Felipe González, que está imputado por la quiebra de Cataluña Caixa –por malversación y desaparición de fondos- en una operación que le ha supuesto al Estado el mayor rescate de una Caja de Ahorros –cuatro veces más que la muy afamada y aireada por la prensa pesebrista Caja Madrid-, ha pasado por dicha Comisión como si de una estrella se tratara; sus señorías –también es ironía- le han escuchado arrobados por sus inteligentes reflexiones de niño de cinco años y no se han atrevido a preguntarle por el paradero de los cientos de millones desaparecidos, por los sueldos muchi millonarios, por la pésima gestión que  desembocó en la ruina y consiguiente rescate de su caja. Mucho menos, faltaría más, se insinuó siquiera que este pájaro debería estar en la cárcel como sus homólogos de Caja Madrid, ni mucho menos pasar por las vergüenzas de un trato vejatorio en las televisiones del pesebre, vista su imputación. Es la ventaja de ser progre en este país: tienes bula para robar, mentir, matar… Todo a mayor gloria de la progresía reinante.
Así también veremos como la corrupción y el robo institucionalizado de los ERES de Andalucía se quedará en nada; igual que el robo de los Pujol, que siguen haciendo sus ‘negocios’ –el 3% o el 30%, ¡qué más dá! si todo es por la patria- en libertad y con tan buena prensa; o la corrupción podemita, la del gobierno vasco –recientemente denunciada en un grueso volumen-, las ilegalidades en Valencia, Galicia, Baleares…
Es que no hay nada mejor para tener licencia para robar… o lo que se tercie, que ser progre en un estado de deshecho… ¡uy!, perdón, quería decir de derecho, en qué estaría yo pensando…


EL ORDEN MASÓNICO
Resulta chocante la desfachatez de la masonería y como en sus “Ensayos Masónicos” dicen que en el nombre de Dios se han cometido los peores crímenes contra la humanidad. Por supuesto, se refieren al Dios Verdadero, cristiano. No mencionan para nada y cuando lo hacen es para alabarlos, a los crímenes en nombre del Islam, que no han cesado desde tiempos de Mahoma.
Pero es que por supuesto, tampoco son crímenes contra la humanidad según parece, los cometidos durante y como consecuencia de la Revolución Francesa. Ni lo es el Genocidio de la Vendée cometido por la masonería misma. Tampoco lo son los más de 100 millones de asesinatos del comunismo. Y así podríamos continuar.
Calumnia, que algo queda. A la masonería y sus adláteres, la historia y la verdad la importan un comino. La consigna es el fomento del odio a través de la mentira y la manipulación. Nunca faltarán ignorantes que lo crean y a los que utilizar para a través de la tiranía, la imposición, el terror, conseguir el objetivo de desarraigar al hombre de la Verdad y la trascendencia.
Un hombre desarraigado y sin esperanza, es más fácil de manipular. Para la masonería no somos personas. Sólo somos peones a los que sacrificar en el altar de su vanidad y para beneficio de unos pocos. De ellos.
Apartar a Dios para poner a Satanás: el dios masónico.
Esa es la verdadera casa de su filantropía.
Ese es el Nuevo Orden Mundial.


EL PSOE TRAE, OTRA VEZ, LA REPRESIÓN Y LA CENSURA
Si no eres comunista y sectario vas a tener que quedarte mudo, porque como se te ocurra hablar te van a meter cuatro años en la cárcel, tus opiniones serán borradas, tus libros, escritos, documentos y archivos serán destruidos y el portal de Internet que te difunda será bloqueado. La Comisión de la Verdad tendrá poder para eso y para mucho más. Suena a la película ‘Fahrenheit 451’ de François Truffaut, o a la novela ‘1984’ de George Orwell, pero es algo mucho más cercano y real. Se trata de la Proposición de Ley para la reforma de la Memoria Histórica que el PSOE presentó a finales de diciembre pasado. Con la excusa de dotar presupuestariamente la búsqueda de fosas por las cunetas de España pretenden crear una Comisión de la Verdad que asiente de una vez por todas en el BOE la Verdad Oficial, sobre lo que pasó entre el 18 de julio de 1936 y el 6 de diciembre de 1978.

Así se dictaminará de forma definitiva que los malos fueron muy malos y jamás hicieron nada bueno y que los buenos siempre fueron muy buenos y nunca hicieron nada malo. Y quien discrepe de esta Verdad Oficial ya sabéis, o se queda mudo, o se va a la cárcel y se queman sus libros y artículos. Estas comisiones se dedican a cosas como la que le han hecho al pobre 
Juan Jara, un panadero de Zalamea de la Serena (Badajoz) al que un socialista asesinó por sus ideas políticas. Un mes antes de su asesinato, la CEDA había ganado las elecciones de noviembre de 1933, así que los socialistas estaban enrabietados. Jara era fundador de la Falange en su pueblo, un partido tan legal como los demás que en dichas elecciones consiguió un escaño para José Antonio Primo de Rivera, quien posteriormente fue también asesinado.

Cuando lo mataron, Juan Jara estaba pegando pasquines de Falange, lo que provocó que lo increpase un militante del PSOE que le pegó un tiro en la cabeza por la espalda. El ayuntamiento de Badajoz (PP) tiene una pequeñísima calle de extrarradio con su nombre y la comisión de expertos de la diputación (PSOE) exige que se elimine, porque dicen que su nombre es una “exaltación del franquismo”. La Ley de Memoria Histórica permite poner el nombre de esa calle al socialista que asesinó a Juan Jara, como las tienen Carrillo y la Pasionaria, pero obliga a que se quite el de su víctima, asesinado casi tres años antes de la Guerra Civil y que seguramente nunca escuchó hablar de Franco.

Pues bien, este artículo que ahora estás leyendo no podrá ser publicado si se aprueba la propuesta socialista, porque se considerará que aquí yo estoy justificando el franquismo y menospreciando a sus víctimas. Yo no lo podría escribir, tú no lo podrías leer y OKDIARIO no lo podría publicar desde España. Sólo podremos difundir las mentiras que decida la Comisión de la Verdad en la que entrarían, enchufados, los comunistas más sectarios que harán lo que les ordenen para seguir viviendo de tus impuestos. La reforma la apoyan PSOE, Podemos, ERC, Bildu y seguramente el PDeCat, que suman 175 diputados. Para que sea rechazada deberían votar en contra todos los diputados de PP, Cs, Coalición Canaria y el PNV, que suman otros 175. Como sólo uno de ellos enferme ese día, o se confunda de botón, la reforma será aprobada. Aunque también puede ser que algunos tengan miedo a que les llamen fachas si votan en contra, pero eso ni tú ni yo se lo vamos a consentir, ¿o tú sí?.
 
Fuente:
 okdiario.com
"Tenemos que parar la reforma de la Memoria Histórica"


NADA
Sí, nada es lo que se ha resuelto con la aplicación del artículo 155 por parte de un presunto gobierno central, más dispuesto a ayudar a los separatistas catalanes que a luchar contra ellos.
Nada se ha resuelto puesto que no se han aplicado las medidas necesarias para desarticular a los golpistas, ni tampoco para acabar con los medios de los que estos se han valido.
No se ha intervenido el sistema educativo catalán, donde se predica el odio hacia todo lo español y se practica el apartheid por parte de profesores y padres, además de la presión más brutal y refinado contra los alumnos no catalanistas o de padres que no lo son.
No se ha desarticulado la policía autonómica, a pesar de haberse demostrado con creces su total implicación y apoyo a los golpistas. Éstos siguen burlándose de las leyes y, encima, cobrando mucho más que quienes las defienden.
No se han cesado a los ayuntamientos que, no sólo mostraron su apoyo al golpe con declaraciones favorable, sino que además prestaron todas sus infraestructuras para que éste saliera adelante.
No se han removido de sus cargos a jueces y fiscales que han mirado hacia otro lado ante la constante desobediencia a las leyes que se viene produciendo en esta región desde hace ya 40 años, permitiendo así que Cataluña se haya instalado en la ilegalidad permanente.
No se han declarado ilegales asociaciones que, regadas ampliamente con dinero público –de todos los ciudadanos de España- se dedican a sembrar el odio y a perseguir a todos aquellos que no profesan su ideología racista y xenófoba.
No se han declarado ilegales a los partidos que promovieron el golpe, permitiéndoseles presentarse a unas elecciones viciadas; es decir, premiándoles por cometer todo tipo de ilegalidades y haciendo que los comicios resultaran prácticamente inútiles pues nos han devuelto a una situación prácticamente igual a la que estábamos.
No se han cerrado las radios, emisoras, televisiones, tanto autonómicas como nacionales –la Sexta y la Cuatro, pero no las únicas- que se han dedicado sistemática y machaconamente a apoyar, de manera más o menos abierta, a los separatistas y su intención de romper España.
No se ha encausado a los distintos presidentes del gobierno español por su apoyo total al separatismo, a su deriva hacia la represión y la conculcación de las más elementales libertades, a su continuado y escandaloso robo de dinero público…, y esa complicidad, rematada con unos bien engrasados presupuestos para permitirles mantener todo el tinglado corrupto e ilegal.
No. No se ha producido una más que necesaria desnazificación de Cataluña porque los gobiernos, supuestamente españoles, han estado de acuerdo siempre a favor del proceso y lo han apoyado de todas las manera posibles aunque, eso sí, de manera más o menos disimulada. Porque no son más que los despreciables cipayos del mundialismo que destruye países e identidades para establecer su dictadura global. Esa es la razón por la que el nazionalismo goza de tan buena prensa, de tantos recursos, de tantos apoyos: porque es la punta de lanza de la dictadura global, y los partidos, sean del color que sean y tengan la ideología que tengan, no son mas que sus perros guardianes, sus fuerzas cipayas, las voces de sus amos.


SE EXTIENDEN LAS TINIEBLAS
Un tribunal alemán impuso recientemente una pena de seis meses de cárcel (de momento en suspenso) al periodista Michael Stürzenberger (en la imagen) por publicar en su página de Facebook una foto del gran muftí de Jerusalén Haj Amín al Huseini estrechando la mano a un oficial nazi en Berlín en 1941. A Stürzenberger se le acusó de "incitar al odio contra el islam" y de denigrarlo por publicar esa imagen.
Este hecho viene a demostrar una vez más, si es que tal cosa fuera necesaria, la deriva totalitaria de los gobiernos europeos, empeñados en eliminar por la vía del hecho a todos aquellos que se atreven a decir la verdad. Leyes “contra la incitación al odio”, “de memoria histórica”, “por la igualdad de género”… no son mas que tapaderas de la involución que en el terreno de los derechos y libertades está viviendo la sociedad occidental.
Los gobiernos –todos los gobiernos-, al servicio de las oligarquías mundialistas, se han quitado la careta y avanzan con paso firme hacia la implantación de una dictadura global, dirigida en la sombra por la alta finanza. La rebelión de los más ricos del planeta, valiéndose de sus lacayos políticos –de izquierdas o de derechas, que al final son lo mismo-, está en marcha. Las personas no son mas que un pequeño inconveniente, son algo prescindible y molesto, y las leyes dictadas por sus cipayos para callar su rebelión o su resistencia se van extendiendo por todos los países. Y cuando el “Matrix” –la zanahoria- creado para distraer, para tapar la realidad, no funciona, viene entonces el palo, disfrazado de buenismo sentimentaloide e irracional bombardeando desde todos los medios de desinformación, para señalar al disidente y condenarlo al ostracismo social o, incluso, eliminarlo físicamente si lo primero no funciona.
Las tinieblas del oscurantismo más retrógrado vuelven a enseñorearse poco a poco de nuestro mundo. Es la profecía de 1984 hecha realidad.


LA PISTA RUSA
Por fin nuestros muy esclarecidos gurús de la prensa apesebrada del sistema nos ha desvelado la clave del ‘proceso’ catalán y su gran y único culpable: Rusia.
Después de más de 40 años de entregarle a los nacionalismos, tanto vasco como catalán, todo lo que estos pedían y mucho más; de haber conformado un demencial Estado de las Autonomías y no contentos con ello, de haberles entregado la educación para que deformaran y envenenaran las mentes de los niños; de cederles el control de los medios públicos de difusión para que lanzaran sus mensajes racistas y xenófobos contra el resto de los españoles; de consentirles la financiación sin control alguno de asociaciones cuyo único fin era la promoción del nacionalismo (a parte del enriquecimiento personal de sus líderes); de permitirles desterrar el español en administraciones, medios, escuelas y universidades, incluso intentarlo en la vida privada de las gentes; después de financiarles desde el Estado y sin control su monstruosa deuda pública, a costa de detraer recursos fundamentales para otras autonomías más necesitadas, o de la sanidad o la educación; tras consentir un referéndum ilegal de independencia que no les supuso ni la más mínima acción en su contra (y que les animó ahora a lanzarse a proclamar la independencia); de permitir, cuando no lo fomentaban, con jueces muy bien engrasados que o no actuaban o lo hacían con notable complacencia con los delincuentes, el incumplimiento de las leyes del Estado; cuando abandonaron conscientemente a millones de ciudadanos a vivir bajo la dictadura permanente y el brutal apartheid nacionalista; cuando permitieron y miraron para otro lado ante la manifiesta corrupción de todas las instituciones y de familias como los Pujol, Mas, Trias y los 400…, se van de rositas…, ahora resulta que el culpable de toda esta imposible situación es, nada menos, que ¡la Rusia de Putin!.
Vivir para ver. El PSOE y el PP, estas bandas de miserables organizados, los mayores traidores a la nación en la historia reciente de España, despachan su culpabilidad echando balones fuera y culpando a Rusia. ¿Lo serán también de la sequía, del cambio climático, de los accidentes de tráfico, de la quiebra de las pensiones, de la mala uva de la suegra…?
La desvergüenza alcanza con estos tipejos, cotas de sublimidad. Suponemos que sus amos del Nuevo Orden Mundial estarán muy satisfechos con tales acólitos. Su labor de destrucción y enmascaramiento marcha viento en popa y el proyecto de destrucción nacional, al servicio del cual están, sigue según lo programado… mientras exista una Rusia a quien echar todas las culpas.


UN OCTUBRE OCULTADO
Este mes de octubre tan cargado de acontecimientos políticos de primer orden, con el desafío separatista y la renuente actuación del gobierno para ponerle freno, ha ocultado a la opinión pública el aniversario de tres hechos históricos de una magnitud de primer orden: la ‘Revolución’ rusa de 1917, la ‘Revolución’ Asturias de 1934 y el fusilamiento del Che en 1967. Todos ellos han sido acontecimientos que han marcado la historia reciente de la humanidad, por diferentes motivos cada uno de ellos, pero que se habían convertido en iconos de la ideología marxista y sus afines político-culturales. Hasta hace muy pocos años, estos aniversarios eran celebrados con gran alharaca mediática por la progresía mundial, que hacía de ellos unos hitos.
Desgraciadamente para esa progresía, la historia reciente del mundo parece que camina por unos derroteros bien distintos, y a pesar del todavía masivo dominio que ésta enfermiza y criminal visión ejerce sobre los medios de desinformación, el hundimiento, primero del ‘paraíso soviético’ y la larga marcha hacia la disolución de la izquierda europea, apaleada una vez tras otra en las elecciones de los últimos años por toda Europa, ha empezado a poner sordina a los apologetas del genocidio de Estado, del crimen como forma de acción política, de la auto justificación de toda violencia procedente de la izquierda…
Añadamos a todo esto la renovación de la historiografía más seria, con la publicación de un número cada vez mayor de textos que hablan ya sin ningún tipo de complejos del marxismo y sus afines como lo que realmente fueron: la mayor máquina de picar carne humana concebida por la historia, el mayor desencadenante de sufrimiento humano, de la humillación de millones de personas, de la oficialización del terror desde el Estado como arma política y de la ingeniería social en orden a conseguir masas amorfas y disciplinadas como borregos.
No es de extrañar, por eso, que cada vez se ponga menos acento en el recuerdo, antaño exaltado como glorioso, de unos hechos que avergonzarán a generaciones y generaciones de humanos que, cada vez con más frecuencia, se preguntan cómo fue posible tamaña atrocidad, y cómo se consintió, y todavía se consiente, la impunidad de esta doctrina y la impunidad de sus apologistas.


 
 

                 


 
 Nuevo Criterio - Milenio Azul


 

CREANDO ESPACIOS

DE LIBERTAD

 


milenioazul2000@yahoo.es
 

   

 

                                                      
A página principal

Círculo Nuevo Criterio - Milenio Azul
Apartado de Correos 47  -  15080 La Coruña, España
milenioazul2000@yahoo.es